miércoles, 6 de enero de 2010

Diferencia entre estado, régimen y gobierno

Extractos del libro “Las Revoluciones del Siglo XX” de Nahuel Moreno

El Estado:

“No es como nos enseñan en la escuela, que es neutral, imparcial, protector de toda la sociedad. Es estado defiende a la clase o sector que explota al resto de la sociedad. Por eso, el elemento más importante, el fundamental de cualquier estado, son las fuerzas armadas. Si ellas ninguna clase explotadora, que siempre es minoría, podría imponer su voluntad a las clases o castas explotadas, que siempre son mayoría.

Cuando la sociedad no estaba dividida en explotadores y explotados, no había estado. En el salvajismo (cuando los seres humanos vivían en la selva y se alimentaba de la caza, la pesca y frutas silvestres, o sea durante un millón de años y luego en el barbarismo cuando ya aprendieron a sembrar y cosechar, criar animales, fabricar herramientas, etc. hace apenas 12.000 años), no existía la división en clases.

Pero si existía la división de tareas: los brujos administraban las creencias, los jefes o caciques dirigían la guerra. Había también organizaciones específicas, por ejemplo la de los jóvenes o la de los adolescentes. No era una división del trabajo que trajera privilegios económicos ni era una función permanente. No se daba el hecho de que unos se dedicaran exclusivamente y para siempre a trabajar y otros a conducir. Todos trabajaban y todos podían dirigir. Era una división natural del trabajo, determinada por la capacidad individual. El mejor guerrero era el jefe. Pero no por eso dejaba de trabajar. Y a ese jefe lo designaba la asamblea de la tribu, que a la vez podía reemplazarlo en cualquier momento. El jefe no tenía el monopolio de las armas. Todos estaban armados con lanzas, flechas, etc.

El estado apareció hace seis u ocho mil años en la sociedad asiática y en Egipto. En cualquier sociedad, cuyo modo de producción fundamental requería el riego, aparecen los administradores del agua y su gente armada. (Que además debían administrar el reparto de alimentos) Si la sociedad es pequeña, será un administrador secundado por uno o dos guerreros. Pero si es muy grande, veremos los enormes aparatos de miles y miles de funcionarios o burócratas especializados. En estos casos, las armas no están en manos de toda la sociedad, sino del estado. Y las decisiones no las toma ninguna asamblea de la población, sino el estado. O sea que surgen grupos de hombres que monopolizan las tareas que ante hacía la tribu en forma democrática.

En líneas generales, esas instituciones y burocracias han seguido siendo casi las mismas a través de la historia. La burocracia que controla y administra la fe del pueblo ahora son los curas, organizados en la Iglesia. La que administra la enseñanza son los maestros y profesores; sus instituciones son las escuelas, los colegios y universidades. Los burócratas que defienden al estado de los ataques exteriores son los militares organizados en los ejércitos. Los que administran la represión interna son los agentes y oficiales, cuya institución es la policía. Los que administran justicia son los jueces y sus empleados. Finalmente, están los que administran el propio estado, cobrando los impuestos y haciendo todas las tareas necesarias para que funcione el aparato gubernamental.

Según Carlos Marx “el estado es el instrumento para que la clase explotadora imponga la dictadura a la clase explotada”



Diferentes tipos de estados

En una misma sociedad hay sectores de las clases o castas dominantes que monopolizan el estado durante una época y luego son desplazadas por otros sectores. El ejemplo más significativo de éste fenómeno es la dominación actual de los grandes monopolios capitalistas que desplazaron a la burguesía no monopolista del siglo pasado. (Monopolio significa que una rama de la producción, del comercio o los servicios, está en manos de una sola empresa capitalista. Por ejemplo, toda la electricidad en la zona sur del Gran Buenos Aires está en manos de Edesur y la de la zona norte, de Edenor).

Tanto el estado del siglo XIX como el del siglo XX son estados capitalistas, pero al mismo tiempo expresan el poder de diferentes sectores capitalistas. Es decir, clasificamos a los tipos de estados por los sectores de clase que dominan en determinada época.

Por ejemplo, la monarquía puede dominar el estado durante una etapa, la burguesía comercial e industrial, otra y el capital monopolista otra etapa, como sucede ahora en todo el mundo. O se pueden dar diferentes combinaciones.



Los regimenes políticos

“El régimen político responde a la pregunta ¿A través de que instituciones gobierna la clase que está en el poder del estado en determinado periodo o etapa? Esto es así porque el estado es un complejo de instituciones, pero la clase en el poder no las utiliza siempre de la misma forma para gobernar.
El régimen político es las diferentes combinaciones o articulaciones de las instituciones estatales que utiliza la clase dominante (o un sector de ella) para gobernar.

Para definir un régimen político debemos contestar la siguiente pregunta: ¿Cuál es la institución fundamental de gobierno? ¿Cómo se combina con las otras instituciones estatales?
Los tipos de estados que hemos mencionado han pasado a su vez por diferentes regímenes políticos"

"No hay que confundir los distintos regímenes con los diferentes tipos de estados. El estado se define por las clases o sectores de clase que lo dominan. Los regímenes por las instituciones fundamentales en que se apoyan los gobiernos”.

Agregamos a lo dicho por Moreno que bajo el estado monárquico de la época de la colonia, la institución fundamental del Estado era el Virrey. Entonces se podría hablar de que el régimen era virreinal. Y cuando triunfó la Revolución de Mayo, se instauró un estado burgués y dentro de éste, la institución fundamental pasó a ser la Primera Junta. El régimen era el de la primera junta. Luego el de la Junta Grande, del triunvirato y después el del Directorio.

A partir de que se aprobó la Constitución Nacional, el Estado continuó siendo burgués, pero comenzó el régimen democrático burgués presidencialista. O sea, que la institución fundamental pasó a ser el Poder Ejecutivo y dentro de éste, el Presidente de La Nación. Hasta que en 1976 los militares dieron el golpe y a partir de allí, el Estado siguió siendo burgués, pero la institución fundamental, el régimen, pasó a ser el de la Junta Militar. Cuando el pueblo volteó a los milicos, se volvió al régimen democrático burgués presidencialista con la asunción de Alfonsín.


Los gobiernos

“Los gobiernos en cambio, son hombres de carne y hueso que, en determinado momento, están a la cabeza del estado y del régimen político. Esta categoría responde a la pregunta: ¿Quién gobierna?

No es lo mismo que el régimen, porque pueden cambiar muchos gobiernos, sin que cambie el régimen. O sea sin que cambien las instituciones fundamentales en que se apoya el gobierno”

Por ejemplo, el régimen presidencialista en Argentina comenzó en 1853, cuando se aprobó la Constitución Nacional, pero desde entonces pasaron decenas de gobiernos hasta que dieron el golpe los militares y cambiaron de régimen. Luego se reanudó el régimen democrático burgués presidencialista.

“En Estados Unidos, otro ejemplo, hace siglos que hay un régimen democrático burgués presidencialista…El partido republicano y el demócrata se alternan en el Gobierno. En los últimos años han pasado los gobiernos de Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter; Reagan y otros. Pero el régimen siguió siendo el mismo”.

En síntesis, el estado es: qué clase tiene el poder, el régimen es: cómo gobierna esa clase en un periodo dado, a través de qué instituciones y el gobierno es: quién ejerce el poder en un régimen determinado, que persona o grupo de personas son la cabeza, los que toman las decisiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada